Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Belleza / El cuidado de los pies

El cuidado de los pies

El cuidado de los pies
Los pies son una de las partes del cuerpo generalmente más olvidadas... pero que recurren a la mente, en el momento que nos provocan alguna molestia.

Debemos que tenerlos especialmente cuidados en verano, ya que están más expuestos por el uso de sandalias o zapatos abiertos.

Algunos consejos para que tus pies luzcan sanos y hermosos

- Introducirlos por unos minutos en un balde con agua calientita, agregar un poco de jabón y unas gotas de aceite de almendras, como relajante y suavizante.

- Eliminar las asperezas con una piedra pómez o una lima ancha. Repítelo varias veces, introduciendo nuevamente los pies para tenerlos siempre húmedos al tallar; pero con cuidado para no tallar demasiado y lastimarte.

- Una vez que hayas terminado con los pasos anteriores, sécalos perfectamente y quita los restos de piel reseca con una crema exfoliante para los pies. Posteriormente, aplícate una crema humectante en los pies y las cutículas de las uñas.

- Corta las uñas con un cortauñas o unas tijeras especiales, siempre en forma cuadrada para evitar que se entierren y quita los excesos de pellejos, con unos alicates.

- Píntalas con tu esmalte o brillo favorito, poniéndote algodones entre los dedos, para evitar que estos se junten. Y ¡listo! Pies hermosos y listos para lucir a la moda.

Otros consejos

- Si acostumbras a aplicarte crema en el cuerpo, haz que ésta llegue también a los pies. 

- Si tus pies tienen mal olor, puede ser que tengas algún hongo. En las farmacias existen pomadas muy efectivas, que no manchan ni tienen mal olor y puedes aplicarlas diariamente después del baño. 

- Si usas talco, debe ser antiséptico; cualquier talco no es efectivo. 

- No utilices zapatos apretados o que te lastimen, pues el pie en forma natural y como una protección, desarrollará callos. 

- No uses a diario los mismos zapatos. 

- Masajea periódicamente tus pies: además de mantenerlos sanos, los relaja. 

- Para que estos descansen bien, recuéstate y sube los pies en una pared. Esto ayuda a la circulación y evita las várices. 

- Un ejercicio útil para mejorar su circulación y fortalecer los músculos, es colocar una botella en las plantas de los pies cuando estés sentada. Muévelos de adelante hacia atrás y de atrás hacia delante, durante cinco minutos. 


http://www.mundobebeweb.com

 

Contenido relacionado

Agregar un comentario