Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Nutrición / Ideas refrescantes

Ideas refrescantes


Puedes partir de las bebidas que más te gusten: jugos, licuados, limonadas, tés helados, etc.

Con estas ideas y tu creatividad, llevarás las bebidas a otro nivel.

Las limonadas: infaltables

Las limonadas: infaltables

La limonada es infaltable en el verano, pero hoy por hoy se ha ganado un lugar en todas las estaciones. Las hay de diferentes sabores: la tradicional de limón, pero también de sandía, pomelo y lavanda. 

Se les puede agregar hojitas de menta y rodajas de limón, para que se luzcan más y se potencie su sabor.

Sírvelas diferente

Sírvelas diferente

Los frascos también pueden ser buenos contenedores para las bebidas: se puede jugar con telas, etiquetas, frutas y sorbitos.

Licuados

Licuados

Se pueden hacer con dos frutas que tradicionalmente no estamos muy habituados a consumir: las moras y los arándanos (ambas frutas con propiedades beneficiosas para la salud).

La bebida se complementa muy bien con las frutas enteras, pinchadas en un palito (puede ser de brochette cortado o sin cortar, dependiendo del tamaño del vaso). 

Te puede gustar hacer otro tipo de licuados y siempre puedes usar las frutas para decorar el vaso. Las frutas usadas más tradicionalmente, son las rodajas de naranja, limón, melón, en las cuales se hace un pequeño corte para colocarlas en el borde. También puede usarse un trocito de sandía y kiwi.

Frutas en el vaso

Frutas en el vaso

Varias bebidas se pueden preparar con rodajas y/o trozos de frutas. Son sumamente refrescantes y la mejor parte, es cuando se caen junto con los hielos en el vaso. 

Se le puede agregar frutas a las jugos para los más chicos o también, en las preparaciones de sangría con y sin alcohol (generalmente hechas con té).

Las frutas que van dentro son diversas, pero entre ellas se encuentran las naranjas, limones y limas. La manzana pueden también estar presente, para que haya un ingrediente para masticar. 


Varias bebidas se pueden preparar con rodajas y/o trozos de frutas. Son sumamente refrescantes y la mejor parte es cuando se caen junto con los hielos en el vaso. 

Se le puede agregar frutas a las jugos para los más chicos, o en las preparaciones de sangría con y sin alcohol (generalmente hechas con té).

Las frutas que van dentro son diversas, pero entre ellas se encuentran las naranjas, limones y limas. La manzana puede también estar presente, para que haya un ingrediente para masticar. 

Bordes con azúcar

Bordes con azúcar

Esta simple preparación con azúcar, se puede realizar en vasos, copas y jarras, y queda muy llamativa. Es una buena idea para sorprender a sus amigos cuando los visiten.

Al ser de azúcar, no hará falta mencionar que a los chicos les va a encantar. Así que, si sus hijos no comen mucha fruta, pueden prepararles licuados y hacerles esta decoración que les resultará irresistible. Y si no, las limonadas o jugos de frutas, también quedarán muy bien.

Para hacer esta decoración, deben colocar azúcar en un plato y agua, en otro. Primero se coloca el vaso invertido sobre el agua, mojándose el borde y luego, se hace lo mismo en el plato con azúcar. De esta forma se pegará en el vaso (hay que girar un poco el vaso, para que se forme un borde gruesito). Luego debemos dejarlo unos minutos en el freezer y ¡listo!

Bordes de chocolate

Bordes de chocolate

Similares a los bordes de azúcar, los bordes de chocolate son también llamativos y deliciosos. 

Para realizarlos, se sustituye el azúcar por cocoa, en la preparación que describimos para el borde de azúcar.

Del vaso a la jarra

Del vaso a la jarra

Las frutas también se ven muy bien, dentro de las jarras. En este caso, en una preparación de clericó con rodajas de durazno. 

A diferencia de la sangría con alcohol (que lleva vino tinto), el clericó se prepara con vino blanco (Sauvignon Blanc, Riesling o incluso, el Moscato). 

Bordes con azúcar


Esta simple preparación con azúcar, se puede realizar en vasos, copas y jarras, y queda muy llamativa. Es una buena idea para sorprender a sus amigos cuando los visiten.

Al ser de azúcar, no hará falta mencionar que a los chicos les va a encantar. Así que, si sus hijos no comen mucha fruta, pueden prepararles licuados y hacerles esta decoración que les resultará irresistible. Y si no, las limonadas o jugos de frutas, también quedarán muy bien.

Para hacer esta decoración, deben colocar azúcar en un plato y agua, en otro. Primero se coloca el vaso invertido sobre el agua, mojándose el borde y luego, se hace lo mismo en el plato con azúcar. De esta forma se pegará en el vaso (hay que girar un poco el vaso, para que se forme un borde gruesito). Luego debemos dejarlo unos minutos en el freezer y ¡listo!

Té helado: mención aparte

Té helado: mención aparte


Una bebida muy refrescante para el verano, es el té helado. En él, podemos colocar también frutas y cubos de hielo.

Una rodajita de limón con un pequeño corte, se puede colocar en esta y otras bebidas, para darles un toque de frescura.

Las hojitas de menta, también van muy bien.

Hielos decorados

Hielos decorados

Seguramente sorprenderás si sirves estos hielos decorados.

Prepararlos es algo que no lleva tanto tiempo... es más que nada cuestión de ingenio: sólo se debe poner una fruta o una hojita de menta en la cubetera, poner el agua, al freezer un ratito y ¡listo! 

Y helados ¡también!

Y helados ¡también!

No quisimos que faltara el helado, siendo que es otro protagonista de los días de calor. La propuesta: servirlo de una forma diferente.


¿Te gustaron las ideas? ¿Te divierte llevar las bebidas a otro nivel?


ComunaMujer.com

Comentarios (1)

Agregar un comentario

Estere 21-09-2017

Super me re encanto!!!! Genial

Mostrando: 1 de 1