Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Profesional / ¿Sabes reconocer las cualidades de liderazgo?

¿Sabes reconocer las cualidades de liderazgo?

¿Sabes reconocer las cualidades de liderazgo?
Hoy en día, el liderazgo es una herramienta muy importante en el entorno laboral. Representa un gran activo para las empresas, contar con líderes entre su capital humano, pues les permite desarrollar estrategias exitosas para satisfacer efectivamente las necesidades de sus clientes. 

Rallph M. Stogdil, ha señalado que existen tantas definiciones de liderazgo como personas hayan pensado en este concepto y entre algunas de las que merecen mención, encontramos la del Diccionario de Ciencias de la Conducta, el cual define liderazgo como el resultado de integrar la capacidad y la personalidad de un ser humano, permitiéndole convertirse en guía de un grupo. 

También se define como la influencia que ejerce una persona sobre un grupo, equipo u organización, denotando que, para materializar el liderazgo, se necesita más de una persona. Entonces, podría decirse que debe haber una relación interpersonal caracterizada por ciertos elementos, que permiten definir quién es el líder, por un lado, y quiénes son sus seguidores, por el otro. Es en esa relación, en la que se desarrollan las claves del liderazgo.  

En este orden de ideas, una reciente publicación del reconocido Dr. Travis Bradberry* (nota al pie) en el diario The Huffington Post, menciona seis fundamentos que los grandes líderes aplican para destacarse y que merecen ser compartidos, para así poder aplicarlos diariamente:

1. Son amables sin parecer débiles

Esto contribuye a una comunicación fluida y lo hacen compartiendo el crédito por los logros obtenidos y elogiando el trabajo de los demás. 

Es un acto de equilibrio ser genuinamente amable sin parecer débil y la clave para ello es que la verdadera amabilidad es directa y sin rodeos. 

En ciertas situaciones, ser sincero con un empleado es más amable que protegerlo de una conversación difícil, eso también hace al líder auténtico. 

Es importante tomar en cuenta que la amabilidad viene sin expectativas, no debe ser vista como una forma de beneficiarse a sí mismo.

2. Son fuertes sin necesidad de ser rudos

La fortaleza es una cualidad importante en un líder, al punto de que las personas esperarán a ver si un líder es fuerte para decidir si le siguen o no. Necesitan a alguien que pueda tomar decisiones difíciles y a su vez, velar por el bienestar del equipo y que les infunda coraje debido a que las personas tienden a mostrar sus fortalezas cuando su líder hace lo mismo. 

Algunos líderes confunden dominio, control y otros comportamientos duros con la fortaleza y creen que esto inspirará lealtad en su equipo. Esto se logra venciendo las adversidades, no debe imponerse.

3. Tienen confianza en sí mismos

Tienen confianza en sí mismos pero no son arrogantes, por eso gravitamos a su alrededor, porque esa autoconfianza es contagiosa yayuda a creer que hay gran potencial en el equipo. Debe asegurarse, como líder, de que esa confianza no se convierta en arrogancia. 

 La confianza se basa en la pasión y la convicción de hacer que las cosas sucedan, pero cuando la confianza pierde su conexión con lo real, el líder cree poder hacer cosas que están fuera de su alcance o que ha hecho cosas que en realidad no fue así. Esa arrogancia le resta credibilidad.

4. Son positivos

Son positivos, pero se mantienen realistas, lo cual es otro reto importante al que se enfrentan los líderes. 
Deben encontrar el equilibrio entre ver el lado positivo de las cosas y dejar de ser realistas. Piense en un barco de vela con tres personas a bordo: un pesimista, un optimista y un gran líder. Todo va bien hasta que de repente viene el viento amargo. El pesimista alza sus manos y se queja del viento; el optimista se sienta de nuevo, diciendo que las cosas mejorarán; pero los grandes líderes dicen, "¿Qué podemos hacer con esto?", ajusta las velas y mantiene al barco moviéndose hacia adelante. 

La combinación correcta de positividad y realismo es lo que mantiene las cosas bien encaminadas.

5. Son un ejemplo a seguir

No son predicadores, inspiran confianza y admiración a través de sus acciones, no solo por sus palabras. Muchos líderes dicen que la integridad es importante para ellos, pero los grandes líderes demuestran su integridad con sus acciones diarias. 

Obligar a los demás para que actúen de la misma forma que desean ver en otros tiene un mínimo efecto comparado con dar el ejemplo.

6. Están comprometidos

Están comprometidos con su equipo, los mejores líderes hacen lo que sea por su equipo y lo respaldan ante todo. No tratan de buscar culpables y no evitan la vergüenza cuando algo sale mal. No temen asumir la responsabilidad y se ganan la confianza de las personas al demostrarles su apoyo. Saben que los entornos donde la gente tiene miedo de expresarse, de ofrecer sus perspectivas y hacer buenas preguntas, están destinados a fracasar. 

Todo lo anteriormente mencionado nos lleva a concluir que el liderazgo es dinámico; que combina una variedad de habilidades únicas en un todo integrado. Si se ponen en práctica estas técnicas en el día a día, de seguro habrá una mejora inmediata en sus habilidades de liderazgo.

Agregar un comentario