Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Calidad de Vida / Celebrando la vida

Celebrando la vida

Celebrando la vida
Cada 21 de marzo, los padres, familiares y amigos de hijos con síndrome de Down, celebramos las tres copias del cromosoma 21, lo que se refleja en esta fecha amiga que representan esos números 03/21.

Como madre de una niña con síndrome de Down, puedo compartir que cuando somos informados de que nuestro hijo ha nacido con esta condición, difícilmente se puede celebrar, ya que el primer instinto es tomar acción inmediata para encontrar los recursos y la información necesaria para darle a ese hijo, todo lo necesario para alcanzar el máximo de sus capacidades. 

Sin embargo, con el paso de los meses, llega la aceptación íntegra del hijo aquel, en sus limitaciones y sus habilidades únicas. Se hacen a un lado los mitos que nos protegieron en primera instancia y se comprende que ese hijo no es diferente a nadie: es sencillamente único siendo él mismo. No son ángeles, no son enfermos, no son indefensos, tampoco ciudadanos de tercera, ni pobres criaturas que caminan por la vida buscando la excepción... son personas íntegras, completas y perfectas; así como tú, así como yo. 

En lo personal, tengo un millón de razones para celebrar este día. No celebro al síndrome de Down, ya que no tiene nada de especial por sí mismo; pero sí celebro a mi hija como tal. La amo, la admiro y estoy aprendiendo tanto de ella, como ella va a ir aprendido de mí. 

Celebro:

- su constante deseo de superación y la gran lección que su ejemplo ha traído a mi vida

- sus ganas insaciables de crecer y aprender, mientras me empuja a creer que la vida es un instrumento de evolución constante

- su determinación innata para alcanzar un objetivo, disfrutando del camino, en vez de preocuparse por la meta

- su manera única de enfrentar los retos y a veces, darse el derecho de errar sin sentirse vencida

- sus habilidades personales y sus capacidades espirituales... esos dones de Dios que todos tenemos y a veces, olvidamos explotar

- su alegría, su entusiasmo, su individualidad, su orgullo por ser quien es...

>Me siento bendecida de ser parte de sus triunfos, de sus logros y también, de sus guerras.

Pero sobre todo, celebro haber aprendido que la mayor satisfacción que nos regala la paternidad, es sentirnos seres humanos capaces de crear cambios positivos en la vida de quienes amamos.

Es cierto que vivimos en una sociedad que muchas veces juzga y etiqueta; pero el objetivo de celebrar estas fechas, no es etiquetar, sino unirnos como familia y entender para hacer entender, que no tiene nada de malo vivir con una discapacidad.

Que si nacer con un cromosoma demás, puede mostrarnos otro lado de la vida y abrir nuestra mente a nuevas formar de amar y vivir, no puede ser malo celebrar la diversidad, ya que al final de cuentas, todos somos únicos, diferentes y especiales.

El amor no cuenta los cromosomas, ni tampoco ve diferencias.


Nicolasa Ferro
Mamá de Matilde
marnicdur@hotmail.com

Comentarios (8)

Agregar un comentario

Comuna Mujer 22-05-2015

Gracias Patricia, por tu mensaje tan lindo. Nos encanta que te haya gustado la nota. Un beso muy grande para ti!

Patricia 20-05-2015

Felicitaciones Nicolasa y Matilde, por tenerse mutuamente! Muy lindo el mensaje... realmente muy lindo!

Comuna Mujer 14-04-2015

Gracias a todos por sus comentarios tan cariñosos... los valoramos mucho!!! :)

GRACIELA FERREIRA 10-04-2015

Felicitaciones para la bebé y para ti también... eres una madraza.

Susana 09-04-2015

Nicolasa, yo también soy madre de una hija adorable que nació con Síndrome de Down. Ella es increíble, única, impredecible, super mimosa y la amo con toda mi alma y todo mi corazón. Agradezco a Dios y a la vida, el tenerla conmigo. Me emocionaron muchísimo tus palabras; te felicito por tu hija.

gabriela 09-04-2015

Qué suerte tiene tu hija de tenerte como madre, así como tú de tenerla como hija!!!... Fue muy estimulante tu publicación, gracias!

Argésimo Silva 09-04-2015

Gracias por este artículo: es un testimonio muy valioso para todos. Actualmente el ruido mediático, nos ha confundido con supuestos éxitos y valores vacíos de humanidad

Fabiana 09-04-2015

Me emocionan tus palabras.

Mostrando: 8 de 8