Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Familia y Hogar / Del Jardín Infantil al Colegio

Del Jardín Infantil al Colegio

Del Jardín Infantil al Colegio
Para muchos padres el paso de los niños y niñas del Jardín Infantil al Colegio, es un tema muy importante y también constituye un problema.  
En los Jardines, los niños viven en un ambiente más personalizado que en los Colegios: el personal sabe sus nombres, solucionan sus problemas, los acogen cuando tienen pena, llaman a la casa cuando no van para preguntar por ellos, no tienen notas que obtener para pasar de curso, los padres no les exigen que tengan éxito, en la casa no tienen que hacer tareas y pueden jugar…
 
Ayer vino un niño a mi oficina y la mamá le dijo: “ella es la jefa de los Jardines”; y el niño que ahora está en el Colegio, me dijo: “¡ah! entonces tú eres la inspectora de los Jardines”. La imagen de la autoridad está más identificada en el Colegio: la inspectora es la que reta, donde mandan a los niños cuando se portan mal, la que manda las comunicaciones a los padres.
 
¿Es justo para un niño de cuatro años que ingresa al Colegio aprender rápidamente, cuando todavía es pequeño, que la vida no es sólo pasarlo bien, que lo regaloneen y que el aprender no es tan entretenido como cuando estaba en el Jardín? ¿Por qué la transición entre el Jardín y el Colegio es tan difícil como cuando se sale definitivamente de éste a la Universidad?
 
Los niños y niñas al entrar al Colegio, se encuentran con un espacio físico muy grande, con niños de diferentes tamaños, con muchas personas a quienes no conocen y que tampoco los conocen a ellos. De hecho, cuando se los encuentran en algún lugar, no les preguntan cómo se llaman, sino: “¿de qué curso eres?” o “¿quién es tu profe?”
 
Como padres debemos prepararnos para esa transición y darnos el tiempo para acercarnos a nuestros niños y niñas, y entender lo que les está pasando.

Ojalá los pudiéramos llevar al colegio antes, conocer a sus profesores, conversar con ellos y llegar al primer día de clases sin la ansiedad propia de los padres cuando los van a dejar por primera vez.
 
También es importante que esa ansiedad (normal tanto en los padres, como en los niños), tratemos de no exteriorizarla frente a los hijos, ni hacerles bromas al respecto.
 
El ingreso es algo muy importante en la vida de un niño, pero también debemos dejar en claro que no todos los colegios son buenos para todos los niños; por lo tanto equivocarnos en la elección, no es sinónimo de fracaso para ninguna de las partes involucradas. Debemos dejar una ventana abierta para que esto suceda.
 


Lidia Garretón


Educadora de Párvulos Universidad de Chile. Diplomada en Docencia Universitaria y en Tecnología de la Comunicación. Especialista en Ciencia para la Primera y Segunda Infancia. Docente Universidad Central de Chile y Coordinadora de Centros Infantiles Comuna de La Reina.


www.momwo.com

Contenido relacionado

Agregar un comentario