Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Calidad de Vida / El arte de poner límites

El arte de poner límites

El arte de poner límites
En mi nota anterior hablamos sobre cómo crear vínculos sanos y armoniosos. Y dos de los puntos clave que exploramos fueron la importancia de elegir pensamientos compasivos y/o amorosos hacia el otro y aceptarlo tal cual es sin intentar cambiarlo (no sé si has probado pero hasta ahora yo nunca pude cambiar a nadie 😊).

Es importante recordar que todo lo que piensan, sienten y hacen las personas tiene que ver con su mundo interno y nunca es personal hacia nosotros. Sin embargo, aceptar incondicionalmente al otro no significa necesariamente aprobar sus acciones. Comprender no es igual a estar de acuerdo

Aquí entra en juego el tema de los límites. Establecer nuestros límites es imprescindible para crear vínculos sanos.

Muchas veces confundimos “poner un límite” con expresar cómo el otro “debe” comportarse. Y antes de seguir adelante, quiero hacer una salvedad: en esta nota no me estoy refiriendo a situaciones con hijos pequeños o adolescentes donde nuestro rol cómo madres es educar en un comportamiento alineado con nuestros valores al tiempo que establecemos las fronteras de lo permitido.

Pero no es nuestro cometido enseñarle a otro adulto cómo comportarse. En este caso, el autocuidado pasa por definir con nosotras mismas qué haremos cuando  se invade nuestro espacio personal.

Te doy otro ejemplo por el que muchas veces me consultan: los límites con la pareja. Hace poco, una persona me consultó porque su esposo manejaba a una velocidad mayor de la que ella creía prudente. 
Como te decía al principio: no podemos controlar la conducta de los demás. Mi consultante intentaba (inútilmente) “razonar” con él. Pero el esposo no se decidía a dejar de apretar el acelerador. Lo que trabajamos era que sí dependía de ella cómo comportarse ante esta situación. Y ella decidió no subirse al auto con él al volante. Y decidió que ella llevaría a los niños a la escuela.

Para poner límites, la clave es el desapego de la opinión del otro. Si te fijas, el origen de nuestra incapacidad de poner límites es la propia inseguridad, el miedo al juicio del otro. Atravesar ese miedo te ayudará a evitar el peor malestar: el juicio severo contra ti.


Aporte de Psic. Violeta Guber
Especialista en ansiedad, cambio de pensamientos negativos y vínculos con los hijos y pareja.
Psicóloga y coach emocional Violeta Guber 
Mail: hola@violetaguber.com
Whatsapp: 091 729 729

Te puede interesar: Sobrevivir a las críticas.

Debajo, más publicaciones de Violeta.

Contenido relacionado

Nutrición

Cómo cambiar el chip con la alimentación (y con la vida)

"Necesito cambiar el chip con la comida", es una frase frecuente entre la gente que come en exceso por ansiedad. En estas ocasiones, cuando nuestras creencias están en contra de nuestro propio bienestar, comprender que no es necesario seguir la inclinación a la confirmación de tus creencias, es abrir la puerta al cambio.

Nutrición

Hambre emocional: ¿tus creencias te ponen trampas?

Lograr un peso saludable, no te llevará una eternidad. Esta es la creencia por la cual las personas se angustian y caen en la creencia de “no tengo tiempo que perder, necesito adelgazar YA” . Esta es la razón por la que se angustian y saltan de una dieta a otra, de un método a otro o quedan paralizadas sin poder actuar.

Calidad de Vida

La alegría de vivir en tu objetivo

¿Sabes qué nos facilita a las personas alcanzar nuestros objetivos? Disfrutarlos tal cual ya los hubiésemos logrado. Es como vivir en el resultado. En este artículo, te cuento más sobre el poder de vivir en tu objetivo.

Agregar un comentario