Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Profesional y Trabajo / Oficinas móviles: el trabajo deja de ser un lugar, para ser un estilo de vida

Oficinas móviles: el trabajo deja de ser un lugar, para ser un estilo de vida

Oficinas móviles: el trabajo deja de ser un lugar, para ser un estilo de vida

El abanico de políticas empresariales va desde la prohibición del uso de nuevos dispositivos electrónicos y el acceso a redes sociales, a estrategias como la de ”any device, anywhere, any time” (cualquier dispositivo, en cualquier lugar y momento).

¿Cómo podemos hoy definir qué es una oficina? Inmediatamente pensamos en un lugar físico, tal vez con una ventana, una planta... seguimos pensando y se nos vienen a la mente todos los adelantos tecnológicos modernos: un fax, una computadora (portátil, porque se trata de una oficina moderna), un teléfono, acceso a Internet (preferentemente inalámbrico) y algunas cosas más.

La descripción anterior bien puede pertenecer a una oficina tradicional moderna o a una oficina portátil, donde el empleado o empresario transporta consigo todos los elementos descritos (con excepción de la ventana y la planta, claro).

Es que, hoy por hoy, la flexibilidad que proporciona el trabajo remoto (o trabajo a distancia), es un bien preciado que otorga a las empresas que se adaptan a ofrecer estas posibilidades, el valor agregado de ser “mejores lugares para trabajar” (del inglés: "best place to work, great place to work").

El estudio llamado "The Cisco Connected World", investigó el teletrabajo a través de una encuesta realizada a 2600 empleados corporativos y profesionales de las IT (del inglés: "Informatics Technologies") de trece países; incluyendo superpotencias como Estados Unidos, Alemania y Japón y países con economías pujantes como Brasil, India y China.

De acuerdo al estudio, tres de cinco empleados alrededor del mundo (60%), privilegiarían la movilidad y la flexibilidad en el acceso a la información corporativa, frente a altas remuneraciones que carezcan de la misma.

Es que, al menos en la percepción de la fuerza de trabajo, la tecnología está preparada para ofrecerles la flexibilidad y movilidad que les permita cumplir con todas sus responsabilidades de forma eficiente; con la ganancia de libertad para lograr balancear trabajo con vida personal, que eso supone.

La encuesta reflejó también en la proporción de tres a cinco, que los encuestados pensaban que no necesitaban más estar en la oficina, para ser productivos.

Entre los empleados que podían acceder desde fuera de la oficina a redes, aplicaciones e información corporativa, cerca de la mitad de los encuestados (45%), admitió trabajar entre dos y tres horas más al día y una cuarta parte, cuatro horas o más. Sin embargo, las horas extra no se traducían siempre en “empleados a la carta”.

A pesar de ésto, entre los ejecutivos de IT no parece haber el mismo acuerdo, ya que casi la mitad de los encuestados pertenecientes a este sector (45%), dijo no estar preparados para apoyar a una fuerza de trabajo móvil, en lo que concierne a políticas corporativas y tecnología. No es sorprendente que la seguridad (la confidencialidad de la propiedad intelectual), sea la principal preocupación.

Lo cierto, es que las empresas utilizan encuestas de personal para medir la satisfacción de sus empleados y su lealtad. Si los resultados del estudio de Cisco continúan siendo validados por otros estudios, las empresas tendrán que agiornar sus políticas para permitir el trabajo remoto e invertir en tecnologías, que resuelvan los problemas que denuncian los ejecutivos de IT; si quieren continuar en la carrera de ser las elegidas por los mejores candidatos de la fuerza trabajadora.

Acerca del estudio

El estudio global se focaliza en dos estudios: uno centrado en los empleados; el otro, en los profesionales de IT. Cada encuesta incluyó a cien encuestados de cada uno de los trece países, lo que resulta en 2.600 personas. Los trece países incluyeron Australia de los Estados Unidos, México, Brasil, Reino Unido, Francia, España, Alemania, Italia, Rusia, India, China y Japón.

Aunque muchos de los encuestados del sector de IT, consideraron la seguridad (57%), el presupuesto (34%) y la experiencia personal (17%) como los principales obstáculos para lograr una fuerza laboral más móvil; los empleados comunes, a menudo sentían que los principales obstáculos eran el sector de IT y las políticas de la empresa.

El estudio mostró un desconocimiento por parte de los empleados de las políticas de IT que regulan el uso aceptable de los recursos tecnológicos corporativos y personales (laptops, teléfonos, redes sociales, etc.). Sin embargo, entre aquellos que si las conocían, dos de cada cinco admitió haberlas ignorado en ciertas oportunidades ante la necesidad de realizar su trabajo de forma más eficiente.

Investigando el riesgo concerniente a la protección de la propiedad intelectual, casi uno de cada cinco (17%) de los empleados admitió dejar desatendidos en público sus dispositivos.

Casi tres de cada cinco empleados a nivel mundial (58%), admitieron que han permitido el acceso de personas no pertenecientes a la empresa, a sus dispositivos corporativos, sin supervisión.

Aproximadamente uno de cada cinco empleados (19%) a nivel mundial, dijo haber notado extraños mirando las pantallas de sus computadoras en público; mientras que un 19% adicional, admitió que nunca comprueban su entorno a la hora de realizar comunicaciones corporativas que puedan afectar la confidencialidad de las mismas.

Con la mano de obra cada vez más distribuida, aumenta la posibilidad de pérdida de datos. Uno de cada cuatro encuestados IT (26%), dijo que una cuarta parte de los dispositivos entregados a los empleados en los últimos doce meses, había sido perdido o robado.

Los resultados del estudio demuestran que existe la necesidad real de mejorar las políticas corporativas, la educación del usuario final y la creación de relaciones de confianza más fuertes entre empleados y departamentos de IT.

La estrategia empresarial de la prohibición

Frente a la pregunta: "¿para cuál de los siguientes sitios web o aplicaciones, su compañía restringe el acceso?", se obtuvieron las siguientes respuestas:

  • 44% tiene restringido el uso de juegos
  • 41% el uso de Facebook
  • 35 % Twitter
  • 28%  los mensajes instantáneos
  • 21 %  el e-mail personal durante las horas de trabajo

De acuerdo con Marie Hattar, vice presidenta de Borderless Networks en Cisco, estas prohibiciones constituyen, en algunos casos, la manera en que las empresas tratan de que las políticas de IT alcancen a los nuevos adelantos en dispositivos y medios sociales.

Lic. R. Bonomi
Comuna Mujer
Mi dirección de correo, se conforma por la primer letra de mi nombre con mi apellido seguido de @comunamujer.com

Contenido relacionado

Comentarios (1)

Agregar un comentario

Comuna Mujer 03-01-2011

¡Qué gran desafío para las empresas será incorporar en su fuerza laboral, a la generación del milenio! Esto seguramente pondrá a prueba las políticas de comunicación de las empresas, que seguramente terminarán siendo más abiertas. Lo veremos pronto.

Mostrando: 1 de 1