Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Familia y Hogar / Pareja: 1+1 = 3

Pareja: 1+1 = 3

Pareja: 1+1 = 3
Sería interesante que las personas, que están viviendo una relación de pareja y/o las que estén por formar una, se regalen un momento para reflexionar sobre el significado de relacionarse con otro/a para compartir un proyecto en común.

Generalmente, a la gente le va mal en sus relaciones de pareja porque viven reciclando formas de relacionarse aprendidas en su contexto familiar. Si hacemos una revisión rápida de cómo le ha ido a nuestros abuelos, tíos, padres, vecinos, etc., nos daremos cuenta que sólo pocos han podido perdurar en una relación de manera eficaz y satisfactoria. Sin embargo, seguimos haciendo lo mismo que los demás han hecho para fracasar: optamos por repetir dinámicas tontas para relacionarnos.

1+1, significa vivir algo de dos; pero desde el criterio personal de cada uno. Por eso, es que cuando alguien señala que tiene problemas con su pareja, en ningún momento se plantea la posibilidad de tener un punto de vista unificado, para que de esta forma se pueda crear una entidad que debería tener vida propia, llamada “relación de pareja”.

Para evaluar el estado de una relación, se puede observar la frecuencia con la que se dicen la palabra “nosotros”, en vez de las palabras “tú y yo”. En el caso que sea la primera opción, le dará un indicador de que al menos las cosas se viven en conjunto; pero si es la segunda, es porque están juntos pero separados.

Una relación de pareja es “una sociedad de dos personas, formada de manera voluntaria y que se rige en base a acuerdos”. Y esta sociedad es un techo que se sostiene sobre dos columnas fundamentales: la confianza y el compromiso.

Toda buena relación, antes de ser formada, debe entender esto y hacer acuerdos en conjunto para unificar los proyectos personales; que se transformen en uno solo y que al mismo tiempo, permita que permanezca la individualidad de cada una de las personas. En otros términos, y basado en la teoría de los conjuntos: cuando se forma una relación de pareja se conjugan el conjunto “persona” con el conjunto “persona”, y cada uno de éstos trae consigo muchísimas características, tanto personales como familiares. De esta forma, nace un tercer conjunto llamado “relación de pareja”. En conclusión se derivarían tres conjuntos: “tú, yo y nosotros”.

Si “yo” aporta el 50% y “tú” aporta el 50%, tendremos un “nosotros” mucho más fortificado y completo; un todo llamado pareja=nosotros=100%. Y ese “nosotros” es una entidad que debe tener vida propia, ya que no se puede vivir bajo el 50% separado de cada una de las partes, sino sobre el criterio “único” del todo=nosotros, que consecuentemente camina con un 100%. Entendiendo, que para que cada conjunto pueda aportar algo significativo, lo primero es conocerse como conjunto único (fortalezas y debilidades), para poder aportar de manera adecuada la parte que hará que el conjunto “pareja”, se desarrolle en todo su esplendor.


Psicoterapia Familiar - Sahira Rivera Droguett
Chile


Agregar un comentario