Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Calidad de Vida / Resiliencia: creciendo a partir de la adversidad

Resiliencia: creciendo a partir de la adversidad

Resiliencia: creciendo a partir de la adversidad
Seguramente muchas de las lectoras sentirán como propias estas palabras: “tenemos que atravesar la adversidad”. ¿Alguna vez se han encontrado en la situación que saben que su destino está del otro lado del bosque y que no tendrán otra alternativa que atravesarlo? Pero, ¿de qué forma? ¿con qué costo? ¿con qué beneficio?

Para algunas personas, una situación traumática o emocionalmente dolorosa, no tiene por qué ser un muro impenetrable. Estas personas logran encontrar la capacidad de sobreponerse, aprendiendo, aunque sea de lo negativo e incluso, saliendo fortalecidas. Son las personas resilientes. De acuerdo a la psicología positiva, la resiliencia es vista como una respuesta común, como una forma de ajuste frente a la adversidad.

Escribir artículos es algo que me apasiona y que me gratifica muchísimo. Sin embargo, este artículo en particular, me costó mucho en lo personal, ya que me hizo contactar con mi propia resiliencia... con mi fuerza, con mi lucha y sin lugar a dudas, con mis miedos.

La palabra miedo, ya de por sí nos da “miedo”; pero no necesariamente esto es malo. Nos ayuda a protegernos y a cuidarnos. El miedo, solo es negativo cuando nos paraliza. Debemos usar lo que nos pasa, para salir adelante y para crecer. Así lo hice yo, así lo harás tu también. Cuando digo que se puede, es porque lo viví.

En las situaciones difíciles, es donde encontramos recursos que muchas veces no sabíamos que teníamos: lo importante es que luego los incorporemos a nuestro repertorio de conductas. Al mirar atrás, hay que ver esa situación del pasado como algo que te ha hecho crecer, y que ahora puedes y debes ser feliz con tus logros. Para ello, debes animarte y permitirte ser feliz.

Creo que si hoy estoy aquí trabajando como profesional, es gracias a la lucha por salir adelante. Tal vez nos quejemos un poco en el camino, pero lo que nos toca vivir nos hace más fuertes, más decididas, nos hace llegar a lugares impensados, a superar pérdidas, a generar cosas nuevas e incluso más, dependiendo de la historia de cada una de ustedes.

Cada uno de nosotros, si miramos para atrás, tenemos alguna historia de lucha, de miedo, de superación y sobre todo, de aprendizaje. Cuando pasamos por una situación difícil, que nos desestabiliza, que incluso puede generarnos un trauma, tenemos siempre la posibilidad de mirar hacia adelante... de aprender, de superarnos y sobre todo, de desenvolvernos a un nivel superior.

Los problemas se plantean como desafíos, como una oportunidad para desarrollar nuestra creatividad. La resiliencia está vinculada con la autoestima, por eso es de suma importancia trabajar con la de los niños, para que el día de mañana puedan transformar la adversidad a su favor (si lo desea, puede leer los artículos referentes a estos temas: "Hijos Felices: cómo lograrlo" y "La importancia de lo que decimos a nuestros hijos").

Si usted ya es una persona adulta y su autoestima no fue estimulada, desarrollada hacia lo positivo, está en sus manos el poder cambiar: lo más fácil es quedarse estático. Pero si se anima a transformar esa actitud, a ajustarse a la adversidad, podrá realizarse como una persona plena, donde las piedras en el camino sirvieron para sentarse a descansar y pensar qué puede hacer... que estas no son trabas, que la vida están allí para que pueda lograr otras cosas.

La vida son momentos, tanto buenos, como malos. Las invito a reflexionar sobre lo siguiente: frente a una situación difícil, adversa, ¿cómo nos plantamos... con firmeza o debilidad? ¿Nos recargamos de tenacidad y perseverancia o por el contrario, nos "dejamos estar" o escapamos de la situación? ¿Mantenemos una actitud positiva y actuamos en consecuencia?

Si somos resilientes, tendremos la capacidad frente a las adversidades para mantenernos en pie de lucha, con dosis de perseverancia, tenacidad, actitud positiva y acciones, que permitan avanzar en contra de la corriente y superarlas.

Pero no debemos desanimarnos si no lo somos. La resiliencia se promueve, se aprende... la resiliencia es un proceso, no una situación especial ni un momento determinado del tiempo; y cada persona presenta su propio proceso. 

Diez caminos para construir la resiliencia

Material extraído del libro ¨La Resiliencia¨: crecer desde la adversidad - Anna Forés y Jordi Grané. Editorial Plataforma.

Según la Asociación Americana de Psicología, diez son los caminos para desarrollar la resiliencia.

1) Hacer conexiones: por ejemplo, llamar a una amiga, anotarse en algún club, integrarse en el barrio, realizar un curso para tener más vida social.

2) Evitar ver las crisis como problemas insuperables: pensar positivamente, “sé por experiencia, que muchas veces aquello que me parecía lo peor del mundo, termina beneficiándome”.

3) Aceptar que los cambios son parte de la vida: éstos hacen de la vida, un desafío constante.

4) Avanzar hacia sus objetivos: trabaje sobre objetivos realistas. Por ejemplo, cambiar objetivos a corto plazo y dar pequeños pasos a la vez... y tal vez así, de esa forma, alcancemos un gran objetivo final.

5) Actuar con decisión contra las adversidades: "si solo siento pena de mí misma no lograré nada", lo importante es “hacer algo”. 

6) Buscar oportunidades para descubrirse a sí mismo: "me doy cuenta que tengo cualidades que antes no sabía que poseía y que de ahora en más, las utilizaré en los distintos ámbitos de la vida".

7) Alimentar una visión positiva de uno mismo: por ejemplo, "valgo como persona, independiente de mis errores"... "el hecho de estar vivo ya me da un valor".

8) Mantener la perspectiva de las cosas: prever el largo plazo y saber contextualizar los acontecimientos. Por ejemplo, "si pienso las consecuencias de mi comportamiento a futuro, las cosas me irán mejor".

9) Mantener una visión esperanzada: podemos decirnos a nosotras mismas: “claro que puedo, no es la primera vez que me caigo, ni la última que me levanto”.

10) Cuidarse... prestar atención a sus propias necesidades y sentimientos: por ejemplo, “¿qué quiero yo?, "¿qué necesito?" "En la medida que yo esté bien, mi entorno lo estará".


Tu pasado, es parte de ti y te transforma. Es tu oportunidad para conocer tus cualidades, que antes no sabías que poseías. ¡Aprovéchalas!


Viviana Vaisenberg
Terapeuta del Comportamiento
Consultorio: 2710.25.01
Página web: www.terapiaonline.com.uy

Contenido relacionado

Familia y Hogar

Hijos felices: cómo lograrlo

Mi labor como psicóloga de adultos consiste en ayudar a los padres a buscar la mejor manera de poder relacionarse con los hijos y a que éstos, sean felices. Les presento en este trabajo, algunos consejos prácticos para poder encaminarlos hacia la felicidad.

Comentarios (13)

Agregar un comentario

Comuna Mujer 15-03-2012

Nos alegramos Debbie, que la nota te haya ayudado! Gracias por compartirlo con nosotros y sabes que siempre cuentas con tus amigos de Comuna Mujer.
Un beso muy grande y gracias nuevamente, por tu comentario.

debbie goldfarb 15-03-2012

gracias por esta nota... me parecio super clara y me vino genial en el día de hoy... necesitaba leer algo asi en este momento!

Comuna Mujer 05-01-2012

Gracias a ti, Beatriz, por compartir tu punto de vista con nosotros. Un beso grande.

Beatriz Uyterhoeven 05-01-2012

Me pareció muy, pero muy bueno el artículo, creo que todas las personas tendríamos que tener presentes esos 10 pasos para poder llevar una vida mejor, superándonos, aprendiendo, tomando como buenas experiencias las cosas que nos pasan: tanto buenas como malas. Gracias.

Psic.Viviana Vaisenberg 09-12-2011

Creo que estas hablando de un caso puntual, pero sin nombralo. Por algo no se define la situación y eso mismo es lo que te angustia, tal vez temes que si se defina pierdas ... pero a veces perder es ganar. Saludos.

Renée 09-12-2011

Lo entiendo, pero cuando la situación que afecta, no se define, los sentimientos siguen vigentes, y esto coincide con comienzo de etapa difícil en la mujer, sumándose somatizaciones en zona física "talón de Aquiles": otra limitación-angustia. Baja autoestima y miedo.

Comuna Mujer 04-12-2011

Gracias Erik, por tu aporte y por compartir tu punto de vista con nosotros. Un beso grande para ti también.

erik 02-12-2011

hola viviana, gracias por la publicaciòn, es muy importante la resiliencia. No hay nada que no sea insuperable, por màs que necesites un poco de ayuda para avanzar, pero yo creo que todos estamos en este mundo para mejorar unidos y no independientemente. un beso grande

Viviana Vaisenberg 25-11-2011

Gracias,Cecilia. Tus palabras me conmovieron, y a su vez me movilizan para seguir adelante, con llanto, con risa, y sobre todo con alegría.

Comuna Mujer 25-11-2011

Gracias Cecilia, por tu comentario tan cariñoso. Nos alegra saber que te gustó la nota y esperamos que te sea muy útil en la vida. Un beso grande y gracias por estar junto a nosotros.

Mostrando: 10 de 13