Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / De puño y letra / Se oyen cánticos

Se oyen cánticos

Se oyen cánticos
En la sabana hoy festejan. La cinta espera el corte; el primer chorro es a las dieciséis horas.

Se oyen cánticos…

Las mujeres llegan ataviadas, pintadas y desprenden un aroma silvestre; no parecen las del arroyo, aquellas desnudas, de carnes firmes pero senos flácidos, de mota negra y apretada.

El ingeniero y los técnicos de Sudamérica tras horas de atravesar la selva, conversan alegres con el alcalde. La algarabía reina en el aire. Estos blancos son idolatrados.

Ya no habrá que acudir al río con el temor del avance de algún cocodrilo. Ellas caminarán con entusiasmo varios kilómetros dos veces al día, a la hora que se abrirá el grifo.

Se oyen cánticos…

Las largas colas al rayo del sol será una nimiedad en sus vidas; no sentirán el peso de las grandes tinajas sobre sus cabezas, ni de los niños en sus espaldas.

Las chozas de barro y paja lucirán con menos moscas; no más infecciones, pústulas o granos.

Se oyen cánticos…

A las dieciséis en punto suenan las marimbas y batuques en medio de la sabana.

Los negros bantúes, mulatos y portugueses aplauden, ríen y danzan con el brote de agua que sale del tanque de la estación potabilizadora, una de las cinco que llega a Angola.

Se oyen cánticos…


Lylián Rodríguez Méndez
Derechos reservados

Comentarios (3)

Agregar un comentario

Sonia 31-08-2018

Exelente, una pincelada poética llena de sentimientos
Moderador de Comuna Mujer.

Moderador 03-07-2018

Gracias Dayda, por dejarnos tu comentario, nos alegra mucho que te gustara.

Dayna Isolda Rosa Sosa 02-07-2018

excelente cuento, con pocas palabras cuanta expresión, con un lenguaje tan vivo que vemos a esas mujeres,hombres y niños como pintadas en un cuadro.

Mostrando: 3 de 3