Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Calidad de Vida / Ten paciencia: el otro no eres tú

Ten paciencia: el otro no eres tú

Ten paciencia: el otro no eres tú
Mi pancito para el alma de hoy: baila en la danza de las relaciones fluyendo y disfrutando sin expectativas.

Cuando nacemos, somos auténticos… poco a poco esa autenticidad es suprimida por lo que nuestros padres, familia, escuela, experiencias (buenas y malas), sociedad, nos van enseñando: nos van condicionando, domesticando, programando.

Y así vamos armando una creencia falsa, una historia, un cuento que nos contamos de cómo deberían ser las cosas, de cómo deberían ser las personas, de cómo deben actuar los demás, de cómo deben ser nuestras relaciones…
 
Y también los otros van armando su historia, sus propios cuentos… a lo largo de su vida van coleccionando experiencias, padres, amigos, parejas y los van agregando en su propia historia.

Más aún: las experiencias negativas van dejando una huella más profunda en nuestra historia y cuando nos encontramos con un otro que nos recuerda esa experiencia, sentimos y esperamos que el otro sea y actúe según el guión de mi historia, según mi programa… y así, me cuento mis propios cuentos, y muchas veces es ahí donde nos sentimos desencantados y defraudados por lo que hace o dice el otro. 

En lo cotidiano podemos ver como muchas veces logramos transformar situaciones cotidianas en verdaderos problemas, cuando nos hacemos expectativas irreales respecto al gran número de necesidades en las que el otro debería satisfacernos. Entonces comenzamos a demandar de una manera irracional y exigente, provocando muchas frustraciones y generando mucha hostilidad, rencor e irritabilidad en la relación.

Lo bueno de esto, es que cada uno de nosotros somos nuestros propios guionistas y podemos cambiar la historia, podemos escribir nuestros cuentos, podemos hacer un nuevo programa. Las demás personas, hacen lo que pueden y lo que sucede conmigo, depende de mis creencias y programas: si esperas que el otro diga o haga algo, la carencia y la necesidad hablan de tú forma de ser.  Si nos relacionamos desde la carencia y la necesidad, le colocamos un plomo de peso al otro y a la relación que con el poco andar, se desploma por no poder con el peso que lleva.

Hoy te invito a fluir

Hoy te invito a fluir, a estar presente en el momento presente… tal cual, ya que es lo único que hay; y de manera consciente y auto observándote, te invito a que cuando sientas que le “cuelgas” al otro tus necesidades y expectativas, te preguntes: “¿es su responsabilidad cargar con esto o es mi responsabilidad el soltar y hacerme cargo yo de ello?

Fluye de manera liviana y déjate sorprender por la magia de la vida… vive cada instante como único e irrepetible.

¡Es tiempo de despertar! ¡Es tiempo de simplemente elegir ser feliz!

Y entonces… ¿te atreves a ir por MÁS?... ¿Más qué?: Más felicidad, más amor, más paz, más tranquilidad, más alegrías, más risas, más disfrute, más gozo, más juegos, más abundancia de TODOOO… más espiritualidad, más cariños, más ternura… ¡más consciencia!


María Jesús Martínez Bórquez
Psicóloga, Facilitadora de Ceremonias y Talleres.
Coach Ontológica. Terapeuta Floral.
Astróloga. Sahumadora.
Facebook: María Jesús Martínez Bórquez
Fono consulta: (+569) 6 478 0966

Contenido relacionado

Calidad de Vida

El infierno o el cielo: la elección ¡es tuya!

En la vida nos encontraremos muchas veces con situaciones que, a ojos de los demás, pueden ser desagradables, complejas, difíciles o hasta insostenibles; sin embargo, siempre “la realidad está en los ojos del observador” y depende de cada uno...

Calidad de Vida

La magia del perdón

Muchas veces, cargamos con emociones muy negativas y dolorosas, provenientes del no perdonar… y son esas emociones, anclas que no nos permiten avanzar.

Calidad de Vida

Lo que te pesa, te hunde

Hoy te invito a aceptar, a fluir, a soltar y verás con el tiempo, que poco a poco aquello que te dolía y generaba angustia, se va transformando en un espacio de paz.

Agregar un comentario