Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Calidad de Vida / Transitando el duelo: carta de despedida

Transitando el duelo: carta de despedida


Nada nos prepara para la muerte de los seres queridos: son cosas de la vida por las que, en algún momento, tenemos que pasar. 

En algunos casos, cuando sabemos que se avecina, intentamos prepararnos, pensando cómo será el momento, cómo será la vida después…

Pero cuando el momento llega, nos damos cuenta de lo poco que sirvió haberlo hecho. 

En otras oportunidades nos sorprende, presentándose de forma inesperada, como parte de una situación que no podemos comprender, que nos parece injusta o que sentimos que no debería ser así. 

Puede ocurrir concomitantemente con otra situación, como un accidente, una discusión previa, el nacimiento de un hijo o una hija, 
un problema financiero grave u otra situación fuerte, intensa. 

Y el duelo queda allí, en un rincón... desatendido, postergado o incapaz de ser vivido plenamente. 

Es desde allí desde donde esta carta surge: por personas que han pasado por situaciones como estas, desde ese lugar. 

Es para quienes sientan que resuena en su corazón, se sientan abiertos a recibirla y puedan utilizarla para sanar, para sanarse, para estar en paz... perdonar y perdonarse... y así, continuar la vida desde otro lugar.

Carta de Despedida

Carta de Despedida

Hoy decido liberarme del dolor... hoy me comprometo a soltar mis angustias, mis reproches y mi sufrimiento.

Hoy dejo ir mi alma: esa parte de mí que mantuve este tiempo de dolor, que no me permite ser feliz... con la tranquilidad y la conciencia de haber entregado lo mejor de mí a tu hermoso ser. Te libero a ti también así, te devuelvo tu lugar de amor y de luz, quitando así de mi mente, esa asociación casi imperceptible de recordarte con dolor.

Libero así a mis pensamientos negativos, que me llevan a lugares que no quiero volver... a situaciones que ya no son, ni están.
Libero a mis afectos de recordar momentos de dolor a través de ellos, respetando y concientizando que su dolor fue tan real como el mío.

Elijo el lugar más puro de mi alma, para que siempre estés conmigo como siempre estuviste, estás y estarás.

Agradezco a la vida cada segundo vivido, sabiendo que de poder, volvería a recorrer el mismo camino vivido, por poder estar contigo.

Te libero y me libero, como si fueras un hermoso pájaro que emprende su vuelo a su nueva morada; sabiendo que un día también será la mía y que ese día, volveremos a estar unidos.

Permito que el llanto, las lágrimas, limpien el alma de todo dolor que haya quedado, dejando así lugar nuevamente para amar.
Permito que el viento, la brisa que toca mis mejillas, sean las caricias de tus manos, que me ayuden a quitar ese dolor.

Permito que la fuerza del mar entre en mí con su perfume salado, que las olas rompiendo en las rocas me recuerden que hasta la más dura y grande de ellas, termina siendo arena.

Me permito así ser feliz, amar, reír y agradecer a Dios lo vivido.
Expande así tus alas, libre en el cielo.

Disfruta de la vista, del aire que te lleva... vuela libre mi amor, sabiendo que siempre estarás con nosotros. 


Autora: Marisan

Descargas

Carta de Despedida- 95.794 kb

Comentarios (12)

Agregar un comentario

Elsa 08-06-2018

Preciosa carta, lamentablemente dejar volar a mi hijo me es imposible a pesar de que hace 14 años que partio. se que esra a mi lado siempre pero su ausencia se me hace insoportable.

Comuna Mujer - Rosina 11-01-2017

Hola María, lamento tu pérdida. Quiero que sepas que no estás sola. Confía en que poco a poco, cuando el dolor ceda, irás sintiendo cómo en cierta forma, tu mamá vive en ti. Abrazo de corazón.

María 11-01-2017

Muy lindo el poema hace poco perdí a mi mama y cuesta mucho superar el dolor

Comuna Mujer 09-01-2017

Gracias Yanel por compartir tu sentir. Vuela libre...

Yanel Sosa 09-01-2017

Realmente cuanta verdad y cuán cierto es que alguien nos trasmita con palabras los mismo que siente o sintió ante la pérdida de un ser querido, y tras las palabras abrimos nuestra conciencia que no somos los únicos que sufrimos una pérdida y " disfruta de la vista que te lleva...vuela libre mi amor

Mariana - Marisan 08-12-2016

Quiero agradecer cada uno de sus comentarios, me llegaron al alma.
Comparto con Uds una especie de prólogo que escribí para presentar el texto.
Todos en algún momento nos enfrentamos a la situación de despedirnos de alguien en ésta vida.
Algunas veces es esperable, y otras casi inexplicable.
El duelo es un proceso que comienza luego de la partida, y nunca sabemos cuanto tiempo puede durar.
Generalmente no estamos preparados para transitarlo, por diferentes motivos nos puede costar más, a veces no podemos cerrar ese círculo porque el mismo dolor no lo permite.
En mi afán de ayudar a culminar el cierre de éste círculo a una amiga, es que nace éste texto, el que luego de un tiempo me dí cuenta es el resumen del proceso del que había sido mi duelo.
Luego de un tiempo decidimos que un día lo debíamos compartir, ya que a ella la había ayudado.
Es así que hoy desde el alma y agradecida profundamente si logra de alguna pequeña manera a alguien es que hoy les comparto éste texto, al que me gusta llamar, Requiem a una despedida.

Sara Fernández Graña 06-12-2016

Es indudablemente elcanto al dolor de un corazón.No importa quién se fué.No volverá.
Yo lo veo desde lejos, y con ojos críticos de quién lée un poema. Muy bien escrito Marisan, Tienes arte en el alma; expresas dolor sin mostrar tus lágrimas.Eso es mucho.
Sufres sin pedir ayuda.¿Amaste? No sabemos

Ana Laura 06-12-2016

MUY
  • NDA CARTA. ESTO ME VA A SERVIR DE REFERENCIA PARA PODER LARGAR A MIS PAPIS Y HERMANA. GRACIAS POR EL
  • NDO MENSAJE QUE ME DEJO ESTA CARTA.
  • Comuna Mujer 17-11-2016

    Gracias Margot querida por tu mensaje. Abrazo de corazón.

    Comuna Mujer 17-11-2016

    Gracias querida Elida por tu mensaje, nos llena el corazón saber que te ha hecho bien. Gracias por hacérnoslo saber.

    Mostrando: 10 de 12