Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Salud / Técnica del manejo de la ansiedad mediante la respiración

Técnica del manejo de la ansiedad mediante la respiración

Técnica del manejo de la ansiedad mediante la respiración
Cada día, respiramos alrededor de veinte mil veces y no nos damos cuenta. Esta acción tiene la maravillosa cualidad de que es automática; pero también se puede controlar. 

La respiración es muy reactiva al ambiente que le rodea: en la vida moderna hay tantos estímulos, que la respiración tiende a reaccionar de manera defensiva, tensando nuestra musculatura y procurando enviar oxígeno al cerebro de manera muy rápida.

Observa por ejemplo, qué sucede cuando escuchas el bocinazo de un auto, o cuando se cae algo al suelo produciendo un gran ruido: la respiración es rápida, los hombros suben, en rostro se tensa. 
Imagina ahora que observas un hermoso lago al atardecer: tu respiración tiende a profundizarse. La mayoría del tiempo, los estímulos en las ciudades (bocinazos, llamadas telefónicas, el trabajo) tensan la respiración, creando tensión muscular y finalmente, nerviosa.

Podemos decir que nuestra respiración es “estresada” por la ciudad. Lo que debemos hacer es educarla, lograr que esta tenga su curso natural, deshacer la tensión nerviosa acumulada y bajar así la ansiedad, hasta hacerla desaparecer.

Comienza ahora: cierra los ojos, inhala y exhala aire por la nariz de forma lenta y  profunda; relajando tus hombros, el cuello, todo tu cuerpo. 

Realiza este ejercicio dos veces. Observa y siente qué sucede… en la medida que lo repitas y lo incorpores en tu rutina seguramente, te comenzarás a sentir mejor.


Un aporte de: 
Nutrición y Salud Cuido tu Peso
Santiago de Chile.

Contenido relacionado

Salud

Gestionar las emociones a través de la respiración

El cuerpo, las emociones y los pensamientos, forman un todo. Lo que ocurre en cada uno de esos ámbitos, tiene efectos sobre los demás: no existe la más mínima posibilidad de que actúen por separado.

Agregar un comentario