Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Salud / Los hábitos saludables se aprenden... ¡enséñales desde chicos!

Los hábitos saludables se aprenden... ¡enséñales desde chicos!

Los hábitos saludables se aprenden... ¡enséñales desde chicos!

Enséñales a proteger su corazón: nunca es demasiado temprano para comenzar


La infancia es el mejor momento para incorporar hábitos cardiosaludables, tales como realizar actividad física diariamente, alimentarse sano y evitar el tabaquismo. 

Estas conductas previenen enfermedades como la obesidad, la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto, las cuales se pueden manifestar en la infancia, en la adolescencia o en la vida adulta.

Claves para proteger su corazón: N°1, comenzar antes del nacimiento

La evidencia indica que tanto la desnutrición como la obesidad durante el embarazo, se asocian a una mayor predisposición del hijo a tener tanto enfermedades crónicas, como cardiovasculares, renales y diabetes.

La nutrición deficiente y los malos hábitos de vida maternos (como el tabaquismo, estrés y alcohol), afectan el crecimiento y el desarrollo fetal. Estos, pueden determinar las preferencias del niño hacia alimentos de pobre calidad nutricional (altos en grasas, sal y azúcares), y aumentan el riesgo a que tengan enfermedades inmediatas y futuras, como la obesidad.

Nº 2: Alimentación saludable

• La leche materna es el único alimento que necesita el niño hasta los seis meses. Los niños alimentados exclusivamente a pecho, tendrán menos riesgo de ser obesos.

• Después del sexto mes de vida, comenzar a incorporar otros alimentos progresivamente, de acuerdo a las recomendaciones del médico pediatra o nutricionista. También se puede continuar conjuntamente con la lactancia, hasta los dos años.

• A partir del primer año de vida, el niño debe recibir una alimentación completa.

• Asegúrese que el niño desayune diariamente con alimentos de buena calidad nutricional o ricos en nutrientes fundamentales: lácteos, pan o cereales integrales, fruta. Esta comida le proveerá la energía para comenzar el día.

• La inclusión diaria de frutas y verduras desde la niñez, creará el buen hábito de consumo y el gusto por los sabores naturales. Evite los productos procesados o envasados.

• El gusto por la sal es aprendido. Los niños no necesitan sal en las comidas. Alimentos altos en sal como snacks y de “copetín”, no son adecuados.

• Para prevenir la obesidad, diabetes, hipertensión y colesterol alto, es importante evitar que reciban a diario alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar, sal y grasas.

• El agua es esencial para el niño: es lo que necesita para hidratarse a partir de los seis meses.

• El mate, el café y las bebidas azucaradas, no son apropiadas para los niños.

Nº 3: Actividad física diaria

• Tratar que estén activos el mayor tiempo posible: dejarlos que tengan una vida inactiva, tiene consecuencias en su salud.

• Considerar una hora de actividad física de moderada a intensa por día; entre los que podemos considerar el saltar, practicar ejercicios o deportes.

• Vigilar que no estén sentados más de dos horas seguidas. Interrumpir la inactividad con movimiento.

Nº 4: Evitar el humo de tabaco

El tabaco es particularmente dañino para los niños. No se debe permitir que se fume en ambientes cerrados (casa, autos) en presencia de niños o embarazadas. El humo recorre unos 17 metros de distancia en lugares cerrados.

Algunas de las repercusiones del tabaquismo pasivo en los niños, son infecciones respiratorias frecuentes y agravamiento del asma.

La familia es un escenario de transmisión de normas de comportamiento muy fuerte: ¡enséñales con el ejemplo!

Fuente:
www.cardiosalud.org
Por más información y videos educativos, visita su página.


Este artículo tiene como finalidad ser informativo. Comuna Mujer no proporciona consejos médicos, ni recomendamos productos o servicios de atención de salud.

4to Evitar el humo de tabaco

El tabaco es particularmente dañino para los niños. No se debe permitir que se fume en ambientes cerrados (casa, autos) en presencia de niños o embarazadas. El humo recorre unos 17 metros de distancia en lugares cerrados. Algunas de las repercusiones del tabaquismo pasivo en los niños son infecciones respiratorias frecuentes y agravamiento de asma.

La familia es un escenario de transmisión de normas de comportamiento muy fuerte, enséñales con el ejemplo.

Fuente: www.cardiosalud.org

Por más información y videos educativos visita
www.cardiosalud.org

Agregar un comentario