Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / Calidad de Vida / Sana tu cuerpo

Sana tu cuerpo

Sana tu cuerpo

Bienestar - Ejercicio de concentración y agradecimiento

¿Sabías que la materia reacciona cuando tienes actitudes de amor y agradecimiento? Entonces hoy te invito a sanar tu cuerpo, te invito a hablar a tus células para sanar... ¡te invito a amarte!

Haz un viaje por todo tu cuerpo, agradeciendo a tus órganos y a tus células el buen trabajo realizado. Cierra tus ojos, cuenta hasta diez, respira profundo: lo único que necesitas es comprender lo que quiere decir "hacer un viaje por todo tu cuerpo", para agradecerle por su compañía... incluso puedes hacerlo como quieras. 

Aquí un ejemplo: imagínate que te deslizas por un pelo de tu cabeza, hasta llegar más abajo del cuero cabelludo... y entonces da las gracias a tu cabello por ser tu corona gloriosa y pídele que transmita su agradecimiento al resto del vello de tu cuerpo. Luego haz lo mismo con el cuero cabelludo, enviando el mensaje de agradecimiento a todas tus células cutáneas.

Sigue bajando por el cráneo y repite el proceso, dando las gracias a toda la materia ósea de tu cuerpo. Luego, al cerebro: merece tu agradecimiento, pues es la mejor computadora que existe hasta la fecha. 

Da las gracias a tus ojos, a tus oídos, a tu nariz, a tu boca, por todos y cada uno de los sentidos respectivos y conéctate con todo lo que te han permitido sentir y disfrutar... simplemente agradéceles.

Luego agradécele a tus hombros, que muchas veces cargan más de lo que pueden; agradece a tu espalda, tu columna... a tus brazos y manos, que te han permitido cargar a otros, abrazar y acariciar.

Agradécele a tu corazón, el motor de tu vida y de cada maravillosa experiencia... agradécele a tus pulmones que te permiten respirar y vivir.

Preséntale tus agradecimientos a tu estómago: ¡qué gran central química es! Y lo mismo con tu conducto intestinal, por absorber las sustancias nutritivas, con tu colon por su ingrata tarea de eliminar los desperdicios... ni más ni menos, junto con tus riñones. 

Agradécele a tus órganos sexuales, que te permiten crear.

Agradécele a tus piernas y pies, que te llevan donde deseas ir.

Y luego, vuelve a subir para revisar que le hayas agradecido a todo tu cuerpo y concluye por un pelo, en el mismo punto donde empezó tu agradecimiento.

A veces damos todo por hecho, como si fuera obvio que nuestro cuerpo debe “funcionar”... sin embargo, si lo tratamos con amor y agradecimiento solamente nos estamos entregando amor y agradecimiento a nosotros.


¡Es tiempo de despertar! ¡Es tiempo de simplemente elegir ser feliz!

Y entonces… ¿te atreves a ir por MÁS?... ¿Más qué?: Más felicidad, más amor, más paz, más tranquilidad, más alegrías, más risas, más disfrute, más gozo, más juegos, más abundancia de TODOOO… más espiritualidad, más cariños, más ternura… ¡más consciencia!


María Jesús Martínez Bórquez
Psicóloga, Facilitadora de Ceremonias y Talleres.
Coach Ontológica. Terapeuta Floral.
Astróloga. Sahumadora.
Facebook: María Jesús Martínez Bórquez
Fono consulta: (+569) 6 478 0966

Esta artículo tiene como finalidad proporcionarte un ejercicio de concentración enfocado en el bienestar, no sustituye el consejo médico. Si está teniendo un problema de salud será su médico quien le indicará el plan de tratamiento.

Contenido relacionado

Calidad de Vida

Nadie te ofende

Cuando nos encontramos con un otro, sentimos y esperamos que el otro sea y actúe según el guión de "mi historia"... pero cada persona, tiene el derecho y bendición de guiar su vida como desee y pueda: aprenderán sus propias lecciones y de sus propios errores… debes dejarlos ser, aprender y crecer.

Calidad de Vida

El amor solo puede existir en libertad

Amar no es poseer. Desde mi sentir, el amor sólo puede existir en libertad: en libertad de elegir constantemente de estar con el otro… en libertad de entrega… en libertad de sentir… en libertad de compartir… en libertad de conformar un espacio con el otro… finalmente, en libertad de elegir amar.

Calidad de Vida

El único momento que existe es el ahora

El único momento que existe es sólo este: todo lugar es aquí y todo momento es ahora... el tiempo no vuelve atrás y este instante jamás volverá, por lo cual ama, vive y disfruta como si fuera el último momento de tu vida

Agregar un comentario