Inicio Contacto Suscribirse

Seguinos en:

Home / De puño y letra / ¿Cuántos abrazos se necesitan?

¿Cuántos abrazos se necesitan?

¿Cuántos abrazos se necesitan?
Se dice que se necesitan cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenernos y doce para crecer.

¡Cuánto bien hace un abrazo!, ¿verdad? No sólo el que te pueda dar alguien querido... incluso un desconocido te puede regalar un abrazo, y durante esos segundos, la falta de espacio entre su cuerpo y el tuyo, resulta el lugar más reconfortante del mundo.
 
¿Cuántos abrazos das al día? ¿Los suficientes para sobrevivir, para mantenerte o para crecer?

Se sabe que con tan sólo seis segundos que dure un abrazo, nuestro cerebro ya percibe su beneficio, por lo que empleando setenta y dos segundos al día, tendríamos nuestros doce abrazos para crecer, y habríamos proporcionado doce maravillosas sensaciones a doce personas diferentes. 

Nos abrazamos poco... pocas cosas son tan fáciles de regalar y que proporcionan algo tan valioso: el sentirse querido.

Les propongo algo, pero tiene que ser así sobre la marcha, espontáneo: levántense, estén donde estén ahora mismo y abracen a la persona que tengan más cerca. Es una maravillosa forma de empezar el día para nosotros y también se la vamos a regalar a quien tengamos a nuestro lado.

Yo también... allá voy, me levanto… y te voy a regalar un ¡GRAN ABRAZO!

Si te ha gustado, no olvides compartirlo.

Te puede interesar: Las cosas bellas de la vida.

Isasaweis.com y Comuna Mujer

Contenido relacionado

De puño y letra

Cómo ser felices: la teoría de Sonja Lyubomirsky

¿Conocen la teoría de Sonja Lyubomirsky sobre las personas felices? Sonja Lyubomirsky es una profesora de psicología, que ha dedicado gran parte de su carrera al estudio de la felicidad.

Profesional y Trabajo

Está demostrado que es imposible que el abejorro pueda volar, pero él no lo sabe

Se dice que esta frase está escrita en las instalaciones de la NASA. Según las teorías de la aerodinámica, el abejorro no debería volar. Tiene un tamaño y un peso (en relación a la envergadura y movimientos por segundo de sus alas), que es científicamente imposible que pueda despegar del suelo y menos aún, mantenerse en el aire. Pero ahí está el abejorro: ajeno a todas estas leyes de la física, emprendiendo el vuelo cada día.

Calidad de Vida

“Sólo se vive una vez…” ¡No! Se vive todos los días

Que no les hagan creer eso de que “sólo se vive una vez”… ¡qué va! ¡Se vive todos y cada uno de los días! Esa es nuestra suerte… al levantarnos cada mañana, tenemos por delante un montón de minutos por vivir: un montón de posibilidades, de experiencias.

Agregar un comentario